Libros románticos para el mes de Febrero y el resto del año (Parte 3)

Bathsheba Everdene, una muchacha con una sonrisa «de las que sugieren que los corazones son cosas que se pierden y se ganan», hereda, a la muerte de su tío, la mayor granja del pueblo de Weatherbury. Tres hombres rondan a esta joven propietaria, «fuerte e independiente», que sin duda está en situación de elegir: el pastor Gabriel Oak, empleado suyo tras un desafortunado intento de independizarse, y que padece con silencioso aplomo su diferencia de posición; el hacendado Boldwood, un rico y maduro solterón, algo oscuro y poco delicado, pero capaz de amar con una intensidad imprevisible; y el sargento Francis Troy, apuesto, acostumbrado a los favores del mundo, conquistador. Bathsheba puede elegir, pues, y elige… aunque en poco tiempo habrá de descubrir que ha renunciado «a la sencillez de su vida de soltera para convertirse en la humilde mitad de un indiferente todo matrimonial».


El circo llega sin avisar.
No viene precedido de ningún anuncio, no se cuelga cartel alguno en los postes o vallas
publicitarias del centro, ni tampoco aparecen notas ni menciones en los periódicos locales. Sencillamente está ahí, en un sitio en el que ayer no había nada. Abre sólo de noche y no es un circo cualquiera…

Le Cirque des Rêves, pues ése es su nombre, es en realidad el escenario de una feroz competición: un terrible duelo entre dos jóvenes magos, Celia y Marco, entrenados desde pequeños para este propósito; un desafío que sus entrenadores llevan preparando desde hace años. Lo que no saben, y pronto descubrirán, es que éste es un juego mortal en el que sólo puede haber un vencedor. Un precio muy alto para dos jóvenes que acaban de descubrir el amor, un amor mágico y profundo que ilumina todo lo que tocan.

Pero la partida debe continuar, y Marco y Celia sólo podrán confiar en el destino…


Siempre el mismo día, 20 años en la vida de los veinteañeros Dexter y Emma (desde que comparten cama después de la fiesta de su graduación, a finales de la década de los 80 del siglo pasado hasta nuestros días) utilizando siempre la misma fecha de cada año transcurrido para presentarnos la instantánea de sus vidas en ese momento. Pero el libro no pretende ser un fresco social de la Inglaterra de los últimos 20 años, aunque esté plagado de certeros retratos costumbristas, sino hacernos complices del paso de la juventud a la madurez de una pareja de amigos a través de sus relaciones sentimentales y su evolución laboral y social. Del amor al desamor y viceversa, del idealismo y el éxito a las renuncias y la aceptación de quien eres.

Henry deTamble es un bibliotecario de veintiocho años aquejado de una enfermedad insólita: cuando está en una situación que le produce nerviosismo, estrés o angustia, padece un salto temporal hacia el futuro o el pasado, que puede extenderse durante varias horas o días. En una ocasión, mientras está en la biblioteca, se presenta ante él Claire Abshire, una joven ocho años menor que asegura conocerlo desde la infancia. A su lado ha vivido una peculiar relación que abarca el paternalismo, la amistad, la curiosidad, el deseo adolescente, la confidencia... Un vínculo que un Henry deTamble del futuro le ha asegurado está destinado a unirles el resto de sus vidas.

El misterioso y atractivo profesor Gabriel Emerson, reconocido especialista en Dante, es un hombre torturado por su pasado y orgulloso del prestigio que ha conseguido, aunque también es consciente de que es un imán para el pecado y, especialmente, para la lujuria.

Cuando la virtuosa Julia Mitchell se matricula en el máster que Gabriel imparte en la Universidad de Toronto, la vida de éste cambia irrevocablemente. La relación que mantiene con su nueva alumna lo obligará a enfrentarse a sus demonios personales y lo conducirá a una fascinante exploración del sexo, el amor y la redención.
 
Mackensie, Parker, Laurel y Emmaline, amigos de la infancia, han creado una empresa dedicada a la planificación de bodas que está teniendo mucho éxito, pero a pesar de ayudar a miles de felices parejas a organizar el día más importante de sus vidas, las cuatro mujeres no son afortunadas en el amor.

La fotógrafa Mackensie Elliott vivió una infancia difícil y no tiene buena relación con su madre, cosa que le hace desconfiar del compromiso. Pero cuando conoce a Carter Maguire, no puede evitar enamorarse de él, a pesar de que su ex novia está dispuesta a jugar sucio para retenerle. Mackenzie no tardará en darse cuenta de que tiene que dejar descansar los demonios del pasado para encontrar el amor eterno... 

Una historia de amor entre dos outsiders lo bastante inteligentes como para saber que el primer amor nunca es para siempre, pero lo suficientemente valientes y desesperados como para intentarlo.

«—Bono conoció a la que sería su mujer en el instituto —dijo Park.
—Sí, y también Jerry Lee Lewis —contestó Eleanor.
—No estoy bromeando.
—Pues deberías. Tenemos 16 años —dijo Eleanor.
—¿Y qué pasa con Romeo y Julieta?
—Superficiales, confundidos y, posteriormente, muertos.
—Te quiero, y no estoy bromeando —le dijo Park.
—Pues deberías». 


Cada mes de abril, cuando el viento sopla desde el mar y se mezcla con el aroma de las lilas,
Landon Carter recuerda su último año en el instituto Beaufort. Era 1958 y Landon ya había tenido una o dos novias. Juraba incluso, que ya se había enamorado. Desde luego, la última persona de la que se imaginó que lo haría era Jamie Sullivan, la hija del pastor baptista del pueblo. Jamie era una chica callada, que siempre llevaba la Biblia entre sus libros para el colegio, y que parecía contenta viviendo en un mundo aparte del resto de los adolescentes: cuidaba de su padre viudo, rescataba animales abandonados y era voluntaria en el orfanato. Ningún chico le había pedido una cita jamás. Landon nunca hubiera imaginado hacerlo. Sin embargo, un giro del destino hizo que Jamie se convirtiera en la pareja de Landon para el baile. Y desde ese momento, la vida del chico cambiaría para siempre. Estar con Jamie le enseñó las profundidades del corazón humano y le llevó a tomar una decisión asombrosa que marcaría el comienzo de su madurez.
El día que cumple treinta años, Daniel —un prestigioso arquitecto barcelonés— es abandonado repentinamente por su prometida. En pleno naufragio personal, escucha el disco que le ha regalado la única amiga que conserva de la universidad. Es de una cantante llamada Eva Winter y, para su sorpresa, las canciones parecen hablar de su propia biografía.

Intrigado, Daniel toma una decisión insólita: sin avisar a nadie, se traslada a París en busca de la misteriosa cantante. Le esperan muchas sorpresas… y, tal vez, el amor de su vida. 
 
En la gran casa de campo de la familia Tallis todo parece fluir con apacible elegancia en el dia más caluroso del verano de 1935. Pero si el lector ha agudizado el oído, ya habrá percibido unas sutiles notas disonantes, y comienza a esperar el instante en que el gusano que habita en la deliciosa manzana asome la cabeza. La tensión estallará después de que Cecilia, la hija mayor de los Tallis, salga empapada de una fuente, vestida solamente con su ropa interior, mientras Robbie, el brillante hijo de la criada y protegido de la familia Tallis, la contempla…

Un libro prodigioso, que va abriéndose como un juego de cajas chinas y que contiene muchas novelas: una romántica historia de amor imposible, una durísima narración de guerra y la novela que dentro de la novela escribe uno de los personajes. 

2 comentarios:

  1. Son todas extremadamente buenas en mi humilde opinion, si tuviera que elegir las que mas me gustaron serian Eleonor y Park porque quien no ama a dos adolescentes incomprendidos, Album de Boda porque quien no ama las bodas jeje y La mujer del viajero del tiempo porque díganme quien no ama los viajes en el tiempo.

    ResponderEliminar
  2. De los que he leido, lejos album de bodas es el más romántico de todos C: Expiación... rompió demsiado mi corazón :C

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.