Cómo proponer matrimonio al estilo literario


En la era de los medios de comunicación digital un novio dispuesto a conseguir la mano de su novia decidió proponerle matrimonio de una manera poco común: un cuento para niños. Paul Phillips, aka ppaul9, planeó con varias semanas de anticipación una forma creativa para pedirle matrimonio a su novia Erika Ramos. Buscó en internet ilustradores especializados en libros para niños y encontró en Nashville a Yoni Limor.

Después de recibir imágenes y conocer a Paul y Erika (tomando en consideración las descripciones que Paul hacía de ambos), Limor conoció los gustos y preferencias de la pareja como asistir al zoológico juntos, de ahí la idea de representarlos como un gorila y una jirafa. Una vez que las ilustraciones completaron la historia escrita por Paul "A Tall Tale" el cuento se imprimió y la organización del resto continuó. Todavía hacía falta planear la pedida.

El hombre planeó una cena romántica con Erika pero no sin antes avisarle que debía devolver algunos libros a la librería. Lugar en el que le esperaba Laura Ingram para documentar el especial momento.

Paul dice: "La fotógrafa estaba viendo algunos libros cuando entramos y escondió su cámara. Cuando comenzamos a leer, se arrastró con manos y rodillas para hacer las tomas sin que lo notáramos."

Toda la organización incluyendo ilustrador, fotógrafo y 10 impresiones costaron al rededor de 1,000 dólares que dice Paul "Bien valieron la pena, es un recuerdo que nunca olvidaré".


There once was a gorilla
That fell for a giraffe.
She surprised him by how much
She could make him laugh.
 The two, you see,
Were from different worlds
Their first date, so nervous,
He’d certainly hurl.
 In spite of their differences,
It was love at first sight.
His feelings grew quickly,
His heart took to flight.
 The gorilla, his life,
Unpolished and scattered
Now refined and focused
On those things that matter.
There were simply no words
For how lucky he’d gotten.
Without her by his side
Life would surely be rotten.
 It’s hard to believe
Just how happy they were.
He could not imagine
Even one day without her.
 So he got on one knee
And uttered the plea:
“My dearest giraffe,
Will you marry me?”
 He felt his heart beating
Right out of his chest.
He could do nothing but wait
And hope she’d say YES.
 When she finally answered
He could not stop grinning
Because he knew, in his heart,
This was just The Beginning!




Fuente: mymodernmet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.