Mi primer clásico: Orgullo y Prejuicio

En muchas ocasiones, durante las conversaciones que he tenido con personas que recién conozco, he tenido que responder a dos preguntas. La primera de ella de es “¿Cuál es mi libro favorito?” y la segunda “¿Cómo lo encontré?”.  Para la primera no tengo respuesta, porque desde hace tiempo la lista que antes sólo constaba de un par de libros se ha convertido en algo más que ya no puedo siquiera numerar. En cuanto a la segunda, afortunadamente recuerdo cómo llegó cada uno de esos libros a mis manos.

En esta ocasión les compartiré una experiencia que tengo presente con mucho cariño, pues gracias a esa serie de hechos logré hacerme con dos copias del clásico “Orgullo y Prejuicio” de 1966 y 1950.

Fue hace más de 8 años, cuando cursaba segundo de secundaria en una escuela de la 
ciudad. En ese entonces todavía no me involucraba completamente con la literatura y mi gusto por los libros apenas comenzaba a despertarse. En cierta ocasión a una de nuestras profesoras le fue encomendada la tarea de prepararnos con una coreografía para uno de los festivales anuales que organizaban en el colegio. Yo en esos casos buscaba cualquier tipo de excusa para no participar, el baile nunca fue lo mío y en esa situación tampoco fue la excepción. Afortunadamente, esa profesora también era responsable del área de Biblioteca y hacía bastante tiempo que no se dedicaba a la limpieza de la misma. Por lo que decidí ofrecerme para hacer su trabajo a cambio de que no me incluyera en el festival. No muy convencida aceptó (pero sé muy en el fondo que estuvo muy agradecida), el trabajo de sacar libros, sacudir, acomodar, reacomodar y tirar basura no era del agrado de muchos en la institución. Así que me puse manos a la obra el mismo día que me permitieron hacerlo. Me resultaba por demás emocionante.

En esa habitación se encontraban tesoros (ahora que lo recuerdo realmente no sabía muy bien lo que tenía en frente), pero respiraba el tiempo, las historias y casi lo podía sentir. Del otro lado del mostrador se encontraban no más de 15 estantes repletos de libros con más de 50 años de antigüedad. Nunca me pareció una tarea tediosa, por el contrario, resultaba una verdadera aventura. Con gusto inicié mi trabajo y en poco tiempo tuve terminada mi labor, me pidieron que separara los libros más dañados y con mayor número de años. Entre los ejemplares que pude encontrar recuerdo “El príncipe”, “Muñequita”, “Papaito piernas largas”, enciclopedias completas, “Cumbres borrascosas”, “Orgullo y prejuicio”, entre muchísimos otros. Ejemplares tan antiguos que requirieron de papel para tener una portada que los protegiera.

Cuál fue mi sorpresa, que a la hora de entregar mi reporte con la bolsa de libros, escuché que planeaban desecharlos por no ser de más utilidad a la institución. En ese momento un cubo de agua fría me cayó por la espalda y no lo pensé demasiado, inmediatamente me ofrecí para llevarlos a mi casa y darles un nuevo hogar. Aceptaron.
 
Cuando llegué lo primero que hice fue extraer de la bolsa un libro al azar y fue en ese momento que me encontré con el primer clásico que leí. Después de eso la chispa que llevaba encendida por la literatura se volvió fuego y desde entonces no ha hecho más que aumentar.

Han pasado algunos años y sigo considerando este ejemplar una joya en mi estantería. Fueron dos los libros que pude guardar del mismo título, uno de ellos lo obsequié a una muy querida amiga que todavía lo tiene con ella. 

Son agradables recuerdos que atesoraré siemrpe conmigo.

¿Ustedes tienen agradables recuerdos de sus libros?

6 comentarios:

  1. es un libro geniiiial mi primer clasico fue cumbres borrascosas y es un poco mucho mas perturbador que este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Definitivamente! La historia te deja con un nudo en el corazón, pero es muy bueno.

      Eliminar
  2. El primer clásico que leí fue Cumbres Borrascosas, pero el que me enamoro fue Orgullo y Prejuicio :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que volver a leer el primero, hace tiempo que no repaso la historia. Ambos son obras de arte :D

      Eliminar
  3. lo había oído por novela romántica inglesa y un día hace 2 años fui ala biblioteca y me anime a sacarlo lo lei tantas veces q me pase del tiempo de entrega pero valio la pena jane austen es mi diosa xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene obras excelentes, pero ésta en particular, es exquisita.

      Eliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.