Reseña-El Prisionero Del Cielo, de Carlos Ruiz Zafón


Y sí, aquí vamos de nuevo con un artículo relacionado con mi dios de la literatura, el maestro de las letras Carlos Ruiz Zafón. En esta ocasión comparto mi opinión sobre El Prisionero Del Cielo, la tercera novela de la tetralogía El Cementerio De Los Libros Olvidados.

Para empezar, debo decirles que si no leí antes el libro no fue por falta de ganas, sino por temor enorme a quedarme sin nuevas historias de Zafón por leer. Agotadas ya las reservas que tenía de él, no me queda más remedio que releerlo una y otra vez mientras publica el desenlace de tan popular y aclamada serie. Serie que en su tercer libro retoma los personajes que conquistaron al mundo en La Sombra Del Viento. Creo que uno de los mayores placeres de esta novela es el retorno de Fermín Romero de Torres, hombre con una lengua como ninguna y un humor de esos que hacen desternillar de risa. Junto a él vuelve Daniel Sempere con la niñez dejada ya muy atrás, exhibiéndose ahora como esposo y padre.

En las primeras páginas de la obra una anotación indica que esta novela puede leerse por separado y que tiene una historia  cerrada e independiente, pero lo cierto es que de las tres publicadas hasta el momento, es ésta la que más depende de las dos anteriores para desarrollarse mejor. Uno puede leer La Sombra Del Viento o El Juego del Ángel y parar allí. Ninguno de esos libros demanda continuar con las otras novelas y entre ellas la relación es, a primera vista, escasa o nula. Sin embargo, El Prisionero Del Cielo tiene una unión directa con lo sucedido en la primera historia de la serie y conforme se va leyendo, uno encuentra más y más lazos que la ligan con El Juego Del Ángel. En cierto modo, el tercer libro es un hilo conductor que permite esclarecer y desentrañar los diversos vínculos entre una y otra historia. Es el puente que permite al lector llegar a un estado de conocimiento mayor sobre los misterios leídos con anterioridad. Pero, como es de esperar, la historia también se queda a las puertas del desenlace final.

Lo que El Prisionero Del Cielo hace es básicamente atar hilos que pendían sobre la trama sin que ni siquiera lo supiéramos. Zafón, un experto con las intrigas, devela un mar de sorpresas que nos hacen ver a sus personajes mucho más unidos de lo que parecían en un principio. Fermín Romero de Torres narra la historia de su pasado, un ayer oscuro y tan turbio como Zafón pudo imaginar. Es allí donde los sucesos empiezan a entrelazarse hasta mostrar un mapa de enlaces insospechados que nos dejarán de una sola pieza, como a Daniel Sempere. Esta historia explica también la llegada de un misterioso personaje que imprime en Fermín un miedo y preocupación monumental. Asímismo, una trama secundaria va tomando forma en la vida de Daniel y su esposa, Bea. Es un hecho que aunque en principio me pareció trivial, terminó llevándolo a Daniel al borde de matar y a hacer un descubrimiento que tendrá grandes repercusiones en el cuarto libro.

Para mí, El Prisionero Del Cielo es el más tranquilo y calmado de los tres libros pertenecientes al Cementerio De Los Libros Olvidados. En las  dos historias anteriores había cierto aire de persecución y peligro acechante, mientras que en ésta los eventos suceden con menor acción y suspenso. Seguramente se deba a que un gran tramo del libro relata algo del pasado y, en últimas, todos ya sabemos su desenlace por mucho que desconozcamos los vitales detalles. Se puede decir que el libro no posee ese ritmo tan trepidante e intenso de sus predecesores, pero compensa al revelar pormenores que más adelante guiarán el argumento del cuarto y último tomo.

En cuanto al método de narración, sobra decir que Zafón hace gala una vez más de su exquisito vocabulario. Su estilo narrativo fluido, cómico en muchas ocasiones y lúgubre cuando debe, atrapa y consigue contar con rica precisión cada instante y movimiento. El regreso de Fermín trae consigo ese picante y esa gracia que lo caracterizan, un elemento que ya hace a la historia algo sumamente apetecible.

Aunque algunos podrían catalogar El Prisionero Del Cielo como aburrida si se le compara con La Sombra Del Viento O El Juego Del Ángel,  pienso que para los que amamos la serie ésta novela es vital puesto que descorre velos echados sobre un montón de información negada a nosotros durante más de mil doscientas páginas.  Uno se embarca en este libro creyendo saberlo todo pero en realidad no se tiene nada. Cuando el viaje termina, desembarcamos conociendo causas y consecuencias, mentiras y verdades, y, por sobre todo, la misión que nos espera. Quedamos a la orilla del libro final, listos para adentrarnos en un nuevo relato seguramente tan funesto y sombrío como los anteriores. O quizá más. Después de todo, se trata de Carlos Ruiz Zafón, y con él nunca se sabe.

Jef Volkjten

3 comentarios:

  1. Hola, este es uno de los que tengo en la recamara, lei La Sombra del Viento y me encantó.
    un besote

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente Zafón es increíble ... yo espero con ansias el 4to libro, aunque al mismo tiempo no quiero, seria desprenderme de esos personajes que tanto cariño les tengo, por alegrarme mis hrs de lectura. Sin dudas esta Saga del Cementerio de los Libros Olvidados es la mejor que he leído. Convirtiendo a Zafón en mi escritor masculino Favorito. Saludos !!!

    ResponderEliminar
  3. Sin duda mi escritor favorito, lo conocí con la sombra del viento y no pude evitar leer todos sus libros, su manera de narrar es sinceramente espectacular y aún que no es poesía me atrevería a decir que el arte con que escribe me cautiva mas que las grandes prosas.

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.