Cita A Ciegas Con Un Libro


Cada que vamos a una librería queremos quedarnos horas allí para dedicarle tiempo a las portadas y contraportadas, de modo tal que podamos decidir qué ejemplares tomar a casa para leerlos con ansias y atesorarlos en nuestra biblioteca. Pero, ¿qué pasaría si tuvieses que hacerte a un libro sin haber visto su tapa, su reseña, ni siquiera su título? Bueno, pues algo así es lo que  sucede en cierta librería en la que una Cita a Ciegas Con Un Libro es éxito total.

La idea consiste en envolver los libros con un papel para que nadie pueda saber de cuál se trata. Luego, los encargados de la librería escriben encima del papel cosas como “espionaje”, “drama” o  “giros en la trama”, a fin de darle una pequeña idea al lector de lo que pueden encontrar en esa historia oculta que pretende seducirlos desde el anonimato. Como pueden ver en la imagen, la estantería lleva el nombre de la idea -Blind Date with a Book- y los papeles que envuelven los libros llevan corazones con palabras que dan cierta idea sobre el aire de la aventura que se esconde bajo ellos.  ¿Verdad que es tremendamente ingenioso y genial?

Quien subió la imagen en este post de Reddit no dijo en qué lugar exacto se encontró con esto, pero contó que la estantería que se aprecia en la fotografía estaba llena de libros así y cuando se marchó, ya había pocas copias por escoger. Y no sorprende que así sea, pues más de uno se sentiría intrigado por tan peculiar modo de promocionar libros y sin duda llevaría al menos un título a casa. La única parte del libro que no está forrada es donde se encuentra el código de barras, para que así pueda ser registrado en la librería y luego puedas llevártelo a casa. Sería muy divertido llegar a casa con la expectativa de abrir el empaque y ver con qué aventura te encuentras. Sin duda es el tipo de cita que uno quiere vivir mil veces.

Si administras alguna librería, trabajas en ella o conoces de alguien que lo haga, bien podrías recomendar una iniciativa como ésta. Llama la atención, no costaría prácticamente nada ponerla en marcha, y más de un lector enamorado acudiría encantado para hacerse con una pareja que le brinde la cita de su vida. Ojalá nos encontráramos más de estas cosas en cada biblioteca que visitamos.

Jef Volkjten

3 comentarios:

  1. Interesante! a mí también me encantaría que pongan en práctica esta práctica en alguna librería de mi país pero lo veo muy lejaaano.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  2. Sería muy interesante y a la vez inquietante, estaría especulando sobre qué tipo de libro me darían y si me gustaría, etc...
    Mientras no fuera una novela de Danielle Stelle, creo que agunataría y a fuerza de voluntad lo leería de cabo a rabo.

    ResponderEliminar
  3. el problema es quer uno ya lo haya leído.

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.