Obsequios Literarios #2: Manuscrito Antiguo


En el post anterior les comentaba sobre cómo podían crear el Baúl De Las Mil Citas para regalárselo a alguna persona especial que ame la literatura.  Hoy les traigo nuevamente una idea que tuve tiempo atrás para un obsequio y que resultó bastante bien. Se trata de hacer tu propio manuscrito antiguo.

Este regalo es bastante sencillo de hacer y sólo debería tomar un par de horas. Además, si no tienen mucho dinero para comprar algún detalle,  crear esto sale casi gratis. Dos dólares deberían bastar para conseguir los materiales. Así que aquí vamos.

Lo que yo quería obsequiar era una serie de cartas que había escrito para cierta señorita.  Sí, a veces soy extremadamente cursi. Pero amo las cartas como a mi vida o el violín. El caso es que tenía un montón de hojas con mil garabatos míos y ya.  Algo muy simple, normal. Entonces usé el recurso que mencioné en el post anterior para darle a las páginas blancas un aspecto antiguo. Con algo de algodón y un poco de café, mojé las hojas poco a poco y cuando se secaron, fue como si hubiesen viajado al pasado. Por si no vieron el post anterior, aquí les dejo un video en Youtube sobre cómo  realizar este proceso. El resultado me dejó más que satisfecho y mis palabras tuvieron cierto aire de la época victoriana; adquirieron más peso y elegancia. 

Después de esto hice un par de agujeros en uno de los lados de cada página y pasé un hilo dorado entre ellos, atando así las cartas y dándoles un aspecto de librito desgastado. Para acentuar esa visión y sensación, pueden crear una tapa y contratapa con cartón paja y así ponerle título e incluso algún dibujo o decoración. Yo no lo hice porque no se me ocurrió antes y soy un perezoso por excelencia, pero portada decorada habría quedado genial.

Así que allí lo tienen. Simple, rápido y eficaz. Como dije, es un buen detalle cuando el dinero no alcanza para comprarle libros a todos tus seres queridos. Además, hay algo especial en dar un regalo creado con tus propias manos. Lo usual es que la otra persona lo aprecie mucho más. No tienen que ser cartas precisamente lo que escriban. Pueden colocar algún cuento o escrito que tengan para esa persona especial a quien quieran entregarle el manuscrito. O, si lo prefieren, pueden transcribir alguna poesía o relato de algún escritor célebre. Depende de ustedes. Hay mucho de dónde escoger.

Espero el consejo les sirva y que regalen muchos manuscritos antiguos. En esta época donde el correo o el mensaje en Facebook son tan habituales y populares, unas palabras dedicadas a quien quieren en un trozo de papel son todo un tesoro invaluable.

Jef Volkjten

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.