7 de nov. de 2012



El maestro Estanislao Zuleta fue un intelectual colombiano nacido en Medellín, el 3 de febrero de 1935 y fallecido en Cali el 17 de febrero de 1990. 

Fue un autodidacta convencido que dejó el  a los 15 años, sin haber cursado ni siquiera el grado décimo (en Colombia la educación básica se estructura como Primaria, de primero a quinto grado; Secundaria, de sexto a noveno grado y Media Vocacional, de noveno a once grado, luego va la universidad...) 

Este reconocido intelectual presenta la particularidad de que no escribió su obra, sino que fue un orador. Construyó y propuso la misma desde su cargo como docente en distintas universidades del país (Colombia). Por esta razón es que todos los libros que se han presentado como autoría suya son en realidad desgrabaciones de las conferencias que dió y de unos cuantos textos que publicó en revistas. 

El único título que ostentó fue un Doctorado Honoris Causa en Psicología otorgado por la Universidad del Valle en 1980. 

Sus principales fuentes, por decirlo de alguna manera, fueron el Marxismo, el Psicoanálisis, la Fenomenología y la Literatura. Particularmte autores como Immanuel Kant, Rene Descartes, Freud, Jean Paul Sartre, Karl Marx, Dostoievsky, etc. 

Fue asesor de la ONU y del gobierno de Belisario Betancourt, colaboró en los procesos de desmovilización de la guerrila del M-19. Militó unos años en la Célula 40 del Partido Comunista Colombiano, a la cual decide renunciar por el dogmatismo que dicen allí se respiraba. Sus preocupaciones hicieron que se interesara por todos los campos del saber, en especial el de la Educación y la Sociedad. 

Hoy día es difícil encontrar en la academia colombiana a personas relacionadas con las humanidades que desconozcan a este personaje. 


Algunas frases para que se animen a leerlo: 


1. Se rompió la rutina de una amarga resignacion y ahora puede brotar libremente una renovadora, una santa indignación. Y de la dispersión mecánica de nuestras vidas, en los dormitorios y puestos de trabajo, surge la comunidad, la asamblea que delibera, grita, teme y calcula. 

Ahora no es necesario aturdirse de futbol y de alcohol, porque el pensamiento se ha vuelto interesante y útil y ha dejado de ser simple incremento del dolor de nuestras vidas que solo le agrega la conciencia de sun insensatez. 

2. La pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se manifiesta de una manera tan clara como cuando se trata de imaginar la felicidad. Entonces comenzamos a inventar paraísos, islas afortunadas, países de cucaña. Una vida sin riesgos, sin lucha, sin búsqueda de superación y sin muerte. Y, por tanto, también sin carencias y sin deseo, un océano de mermelada sagrada, una eternidad de aburrición. Metas afortunadamente inalcanzables, paraísos afortunadamente inexistentes. 

3. Paradójicamente, el bachillerato es una educación al mismo tiempo muy elemental y muy especializada. Lo que se enseña en matemáticas o en geografía es, por una parte, muy elemental; tan elemental que cuando el estudiante termina sus estudios, ya no le sirve para nada práctico en la vida, ni en sus activida¬des educativas posteriores, cuando no suele ocurrir que olvide todo lo visto. 

4. La eficacia de la educación para preparar los futuros obreros, contabilistas, ingenieros, médicos o administradores, se mide por las habilidades que el individuo adquiera para realizar tareas, funciones u oficios dentro de un aparato burocrático o productivo. Su eficacia depende también del dominio de determinadas técnicas, poco importa que la realización de las tareas productivas coincida con los proyectos o expectativas del hombre que las realiza. 

5. Desde la niñez el individuo aprende a estudiar por miedo, a resolver problemas que a él no le interesan. El capital ha puesto bajo su servicio y control la iniciativa, la creatividad y la voluntad de los individuos. 

6. Desmontar la educación publica significaría desmontar las ilusiones, es el costo que están pagando por mantener esa ilusión. Gran parte de la educación pública es lo que le cuesta a la burguesía sostener la ilusión de la mayoría de la población de que su destino no está dado por su nacimiento sino que se debe o resulta de la adecuada utilización y aprovechamiento de las oportunidades que brinda el sistema a través de la educación. 


Algunas obras
1. El Elogio de la Dificultad (discurso leído en ocasión de la entrega del Doctorado Honoris Causa en Psicología) 

http://www.elabedul.net/Articulos/el_elogio_de_la_dificultad.php 

2. Sobre la lectura (en efecto, son apreciaciones de Zuleta sobre La Lectura, tomando como particular referencia a Nietzsche. Es fantástico) 

http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/articles-99018_archivo_pdf.pdf 


Fuentes:
(2011, 04). Algunas Frases De Estanislao Zuleta. BuenasTareas.com. Recuperado 04, 2011, de http://www.buenastareas.com/ensayos/Algunas-Frases-De-Estanislao-Zuleta/1971966.html

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/2640770/Estanislao-Zuleta-_intelectual-colombiano_.html

-Alex River.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.