Entrevista a Mary Lovecraft: la chispa al escribir

Española enamorada de Noruega y lectora empedernida desde que recuerda, escribe con pasión desde hace bastantes años, aunque no tanto como desearía debido a la falta de tiempo. Inquieta, curiosa y ávida por aprender continuamente cosas nuevas y poder disfrutar de todo lo bueno que le ofrece la vida. Seriéfila, gatófila, comiquera y desde hace casi un año kindlemaníaca compulsiva.
Así se describe mi talentosísima amiga Mary Lovecraft, quien ha accedido a responder a un montón de preguntas sobre sus aventuras como escritora. Y lo ha hecho con gran dedicación para que todos conozcamos un poco más sobre lo que es su mundo como autora de microrrelatos.
H.P Lovecraft

¿Cómo caíste en el mundo de la lectura y la escritura?
Si he de citar a una persona ‘culpable’, esa es mi madre. Ella fue quien me enseñó a leer y siempre fue y sigue siendo una lectora empedernida, por muchos años suscrita a varias famosas editoriales de venta por catálogo. Para mí siempre fue un estímulo, desde niña, verla devorando todo libro que llegaba a sus manos. Todo libro que le gustara, claro, que si hay otros aspectos que heredé de ella fueron la crítica y la selección: yo también soy de las que si un libro no me gusta, lo abandono. Se trata de simple triaje en un mundo que casi nos impone el día a día. Y es que yo siempre lo he dicho: demasiado bueno por leer y tan poco tiempo.
De mi entrada al género de Terror, que es mi género literario predilecto, y mi total admiración hacia él, también es ‘culpable’ mi madre, lectora también años ha, de cómics y revistas de terror para adultos como Creepy, Dossier Negro, 1984 y Víbora entre otros, los cuales compartía con sus hijos y ‘cierta hija’ en especial leía con deleite y se maravillaba ante tan fantásticas ilustraciones.

¿Qué autores son una inspiración para ti?
Siendo como he citado el género de Terror mi predilecto tanto en la lectura como en la escritura, y más concretamente el terror clásico,mi inspiración total y primigenia, nunca mejor dicho, a la hora de escribir siempre fue Howard PhillipsLovecraft, mi Maestro como yo le suelo denominar. A partir de él, otros autores de terror clásico que también me inspiran son E.A. Poe, W.H. Hodgson, A. Macheny A. Blackwood, R.L. Stevenson y en el plano de lo inquietante H.G. Wells y el mismísimo Jules Verne. Otro autor muy inspirador para mí a la hora de escribir microcuentos especiales es RayBradbury.

¿Tienes libros favoritos? ¿Cuáles son?
Mentiría si dijera a los lectores de esta entrevista que no, pero sería tan extensa esa lista, a la que por supuesto añadiría el por qué de esa predilección en cada uno de los títulos seleccionados,  que deberíamos programar una nueva entrevista para seguir respondiendo a las preguntas que siguen. (jajajaja) Citar sólo a algunos sería desmerecer al resto y por el respeto que me imponen los felices momentos vividos durante su lectura, prefiero no citar títulos concretos. Sí puedo apuntar que mis 3 autores predilectos de todos los tiempos por géneros, también predilectos, son: H.P. Lovecraft en terror, R. Bradbury en ciencia ficción, y J.R.R. Tolkien en fantasía. Por subgéneros y como es lógico, la lista aumentaría considerablemente.

¿Para ti, cuáles son las condiciones ideales para escribir?
Ante todo Tiempo, mucho Tiempo. Así con mayúsculas. Y por supuesto mucha tranquilidad y sosiego. El factor tiempo es evidente: la escritura es un proceso creativo muy complejo que necesita un espacio y un tiempo propicios para su concepción, su madurez y por fin su alumbramiento.Y con ‘alumbramiento’ me refiero a la obra completada. El estrés actual que tanto somete al cansancio físico como mental, unido a la falta material de tiempo para todo, incluido el ocio que todos deberíamos dedicarnos, nos perjudica muy seriamente a quienes nos dedicamos a la escritura por pasión y no tenemos medios que nos puedan permitir dedicarnos a ello como profesión. Porque como profesión, el escribir requiere a mi modo de ver, como mínimo de 8 a 10 horas diarias dedicadas a ello, con lo cual no puedes trabajar en otra cosa si de verdad quieres rendir, además de tener que disponer de un fondo económico que te permita vivir mientras escribes y hasta que publicas.
 
¿Cómo llegaste al mundo de los microrrelatos o nanoliteratura?
Pues no sabría decir con exactitud. Pienso que fue una extraña y feliz mezcolanza de proceso natural de evolución en mí, unido a proceso natural de evolución de la red de redes.
De entrada siempre fui escritora de cuentos cortos, desde el que podríamos denominar ‘oficialmente’ el primer cuento corto de terror que escribí, hace muchos años ya.
Comencé a publicar en un blog personal literario al efecto, tanto este cuento como otros tantos del género que fui escribiendo a lo largo de los años que siguieron. Posteriormente y en otro blog personal literario, me lancé a los microcuentos o microficciones como las denominé allá, siendo de géneros más diversos, hasta que la era blogger al menos desde mi punto de vista, decayó en pos de la era microblogger y así mi adapatación de aquél a éste medio fue como digo, nada forzada y más natural, pues ya yo misma había pasado del cuento corto al microcuento, así que de aquí a la nanoliteratura, un suspiro.

¿Cuál es la magia de los microrrelatos?
Sin duda alguna su capacidad para transmitir mucho, con pocas o muy pocas palabras.

¿Cuál es el ingrediente clave de un microrrelato?
La chispa.
Sé que es un concepto un tanto abstracto y ni siquiera real, que es un símil, pero no se me ocurre mejor respuesta y pondré un ejemplo para entenderla: puedes tener una idea maravillosa y plasmarla lo mejor posible que sepas/puedas, pero igual que tenemos ramas secas y un mechero, y si al mechero le falla la piedra y no hace chispa, jamás obtendremos fuego, de igual manera una buena idea y la mejor intención y esfuerzo para plasmarla no asegura que el microrrelato vaya a transmitir lo que se pretendía transmitir o peor, no transmita nada.

¿Qué te inspira al momento de escribir?
Personalmente tanto me inspira en un momento dado el ‘papel en blanco’, como en otro pueda inspirarme una palabra oída, una imagen vista, una situación vivida tanto por mí misma como por otros…que en otro momento cualquiera necesito desesperadamente la ayuda de las Musas. Creo que depende sobre todo como ya expliqué anteriormente, de que llegado el momento de crear, tenga la mente más o menos descansada, disponga del tiempo necesario y en general me encuentre relajada. Todo lo opuesto a estos aspectos juegan en mi contra a la hora de escribir.

Cuéntanos cómo es tu proceso de escritura
Suelo escribir casi siempre en el portátil (laptop) directamente, o últimamente y con esto de los smartphones, desde la aplicación movil de mi actual web de microbloggin favorita. Aún así, he tenido momentos por supuesto en que las ideas maravillosas que me enviaron mis Musas tuvieron que ser plasmadas en papel, para que no se perdieran en el camino. Este es un truco que aprendí de mi Maestro, Lovecraft, el cual anotaba las ideas que le llegaban como inspiración para precisamente no perderlas, y poder ser trabajadas con posterioridad, cuando el momento fuera más propicio. Y es algo que recomiendo a todo escritor amateur recientemente iniciado, por su practicidad.

¿Qué otras actividades creativas disfrutas?
Disfruto o he disfrutado, porque algunas de las actividades que citaré hace tiempo que no las practico bien por falta de tiempo, bien porque me he dedicado posteriormente a otras (tanto por hacer y tan poco tiempo) así: ilustración en papel y digital con tablet, trabajo del cuero-piel y del fieltro, y si se acepta como actividad creativa cocinar, pues ahí voy.

¿Consideras que es positivo para los escritores colocar su obra en Internet?
Hay de todo. Desde autores que empezaron precisamente colgando sus obras en la red y de allí poner sus ojos las editoriales y empezar a publicarles (supongo que para ellos sí fue positivo) a autores que cuelgan su obra desinteresadamente y con ánimo de difundirla sin más, y terminar plagiados inclusive publicada su obra por otros, y es que el tema creativescommonsdigital, no protege nada ni al autor ni a su obra ya que no son copyrights o derechos de autor propiamente dichos.  Por este motivo yo soy muy celosa de mi obra, sobre todo por cómo ha ido evolucionando el tema hasta la actualidad: una petición de seguimiento de mi cuenta Twitter literaria dice en su bio literalmente: “me dedico a plagiar tuits, así tal cual. Si quieres que te cite avísame y hablamos”. Creo que con este ejemplo queda todo dicho.

¿Cómo llegaste al mundo de los blogs?
Hace bastante tiempo como más de 10 años, fueron mis primeros contactos con Blogger, gracias a la info que sobre ellos me transmitió uno de mis hermanos y coincidiendo con mi primer portátil propio. Desde aquél momento Blogger me atrapó y ni supe ni quise dedicarme a otra plataforma de bloggin. Hasta que la era blogger como pienso y expresé anteriormente cayó, y llegó la del microbloggin.

¿Has escrito historias más largas? ¿Cómo ha sido la experiencia?
Pues la verdad es que no. Como comenté más arriba yo siempre fui de cuentos cortos.
Si te cuento que yo tengo una teoría…Y es la que sigue. Existen dos formas de escribir independientemente del género del que se trate: historias largas e historias cortas. Creo firmemente que el funcionamiento del cerebro es diferente  para lo uno y para lo otro, pues son diferentes las formas de coordinar elementos, darle forma a una historia, o presentar (de principio a fin de la historia) a los personajes según se trate de un u otro tipo de obra. Ninguna de las dos formas de escribir es más o menos difícil, simplemente son diferentes y normalmente unos escritores suelen ser buenos y/o dedicarse a las historias largas y otros a las historias cortas, supongo que en base a cómo su cerebro y capacidades físicas puedan sentirse más cómodos a la hora de crear. Por supuesto hay autores que se han atrevido con los dos tipos de historias (más bien suelen ser cuentos cortos y novelas muy cortas), pero personalmente pienso que se ha de ser muy ‘genio’ para alcanzar la magistralidad en ambas a la par: los microcuentos y las novelas largas o sagas.

¿Cuál crees que es el reto más grande que se tiene al momento de escribir?
El poder llegar a transmitir todo lo que se desea transmitir con lo que se escribe.

¿Qué consejo podrías dar a aquellos interesados en escribir microrrelatos?
En primer lugar leer. Y mucho. Todos los ‘tamaños’de literatura y géneros posibles, aunque siempre podamos leer más de nuestros géneros y subgéneros predilectos, claro, pero no dejando de tener en cuenta nunca que una buena historia nos puede estar esperando dentro de cualquier libro.
Creo que la lectura es uno de los pilares fundamentales de la imaginación: el beber de la imaginación de otros. Es una fuente de inspiración continua, un estimulante a nuestras propias fantasías dormidas para que despierten de su sueño. Y también muy importante, el tema de ir creando estilo literario personal, con el conocimiento del estilo de otros autores.
De aquí a ponerse frente a un papel en blanco, ya sea físico o virtual, un paso. Y con la debida práctica continuada (que nadie nace sabiendo) de este papel en blanco a nuestro primer microrrelato, un parpadeo.

¿Has pensado en publicar algunos de tus escritos? Si es así ¿cómo va el proceso?
Comentarte que algo sí existe ya publicado. Y fueron unos nanocuentos en catalán, formato Twitter, que presenté a un concurso. Uno de ellos ganó el áccesit (2º premio) y tanto éste como el resto que presenté, junto con todos los nanocuentos presentados por los diferentes concursantes, fueron publicados en 2009, en un librito de bolsillo titulado ‘Relatscurts de Terror’ y editado por www.hesperia.cat. Este es un premio muy especial al que le tengo mucho cariño y del que estoy muy orgullosa primero, porque me permitió ver publicada parte de mi obra por primera vez en mi vida, en papel; segundo, porque escribí los nanocuentos (era condición para participar) en catalán, un idioma que no es mi lengua materna con la dificultad que ello conlleva (el resto de participantes eran catalanes); y tercero, porque conseguí ese 2º premio, sólo superado por un escritor profesional.
En cuanto a seguir publicando, actualmente tengo cerrados al público mis diversos blogs literarios porque estoy en proceso de edición para eso mismo: publicar mi obra, tanto los cuentos cortos como los micro y los nanos, cada cual por su parte y en soporte digital, pues no sólo de editoriales tradicionales viven las buenas historias. En este aspecto pienso que la digitalización de la literatura, autoedición y la edición digital por intermedios, sin las citadas editoriales tradicionales de por medio, es un gran avance que va a permitir que mucha literatura y muy buena, pueda llegar a todos los públicos y salir del limbo eterno al que la tenían condenada las editoriales tradicionales.
Porque, ¿qué es al fin y al cabo lo que editan las editoriales tradicionales sino aquello que -ellas- deciden que es bueno? Pues igual el escritor mismo puede publicar su obra considerándola -él mismo- buena y digna de difundir para el disfrute de los lectores del mundo.

Cuéntanos sobre tus proyectos futuros en el mundo de la escritura
Ojalá pudiera darte más noticias, pero en la actualidad y por falta de tiempo apenas escribo, si acaso algún nanocuento en Twitter en contadas ocasiones. Estoy más centrada ahora en la edición de mi obra.
Espero que pronto vengan tiempo mejores, si quiera que la publicación de mi obra dé sus frutos y guste, que siempre es un buen estímulo la aceptación de los lectores para seguir delante de una u otra forma, en el apasionante mundo de la escritura.

Gracias Amanda, y  Libros sin Tinta.


(Mary Lovecraft, noviembre 2012)

¡Muchas gracias, Mary por tu excelente colaboración!

1 comentario:

  1. Que pqdre, me gustan las historias de terror aunque es difficil encontrar una que te cause escalofrios, xD asi que si me gustaria leer una historia de ella,si...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.