Una entrevista con Stephen King



 Navegando en Internet encontré una página argentina muy interesante sobre una revista en línea dedicada única y exclusivamente a Stephen King  llamada Insomnia. Y revisando sus artículos encontré en su número 65 una entrevista de Mike Thomas y Rene Rodríguez, publicada originalmente en el Chicago Sun Times y el Miami Herald, que tradujeron en este número, y cuya importancia radica en que fue a raíz de la adaptación cinematográfica de Dreamcatcher (El Cazador de Sueños), misma que King escribió a mano mientras convalecía de un accidente que tuvo en el verano de 1999 cuando fue arrollado por una camioneta.

Con el estreno del film, King dio varias entrevistas, de las que se desprende esta y de la cual transcribo lo más trascendental a continuación:

“Volviendo atrás, escribiste un libro acerca de la escritura, llamado On Writing (Mientras Escribo), que se vendió muy bien. Cuéntame cómo es un día en tu vida.”
“Bueno, antes que nada, On Writing pareció una buena idea en su momento. Pero en realidad fue más difícil de lo que pensé que iba a ser, porque sé mucho menos de lo que asumí que sabía. Pero, bueno, volviendo a la pregunta sobre lo que hago: me levanto a eso de las 7:30 hs., y hago mis ejercicios de rehabilitación durante cuatro de los seis días. Son elongaciones, abdominales, y estiramientos. Eso me lleva una hora. Luego tomo el desayuno, y generalmente hago una pequeña caminata, enfocando mi mente en lo que voy a trabajar ese día. A veces es sólo una pregunta del tipo: ¿en qué orden voy a hacer las cosas? Luego regreso a casa y me siento, a eso de las 9 hs. Si todo va bien, trabajo hasta las 13:00 hs, luego almuerzo. Si llego a eso, estoy bien por el resto del día. Me gusta la idea de tener la tarde libre para hacer ejercicios con la pierna, caminar o algo como eso. Entonces, a la noche, puedo haraganear.”

Esta pregunta salió a colación por su accidente.

“Eso realmente conmovió tu mundo. Debe haberte cambiado la manera en que uno ve las cosas.”
“Bueno, tengo suerte de estar vivo. Eso es lo primero. Cada día me cuesta creer que estoy todavía vivo, porque estuve realmente muy cerca de irme. Y la otra cosa es que cambió mi actitud hacia el dinero. Crecí pobre, y siempre tuve esa tendencia de guardar hasta el último dólar... Y algo así te ocurre, y uno dice... bueno, quiero aumentar la cantidad de dinero que destino para caridad, y si hay algo que realmente quiero tener, lo voy a tener... porque, de cualquier manera, te quitan todo cuando te vas.”

“Tu escritura ha sido siempre terapéutica, de alguna manera. Suele decirse que tienes pesadillas sino escribes lo suficiente cada día. ¿Es verdad?”
“Sí. Tengo tendencia a muchas pesadillas. Pero es exagerado decirlo de esa manera, porque si estoy mucho tiempo sin trabajar, las pesadillas también desaparecen. Pero si trabajo muchas horas y mi cerebro está socializado con la idea que debo pasar tres horas con una historia, y luego tengo que frenar, eso tiene que ir a algún lugar, pienso, hasta que uno se vuelve a ajustar.”

“¿Sueñas historias antes de escribirlas?”
“Muchas veces tengo ideas. Siempre tengo algún tipo de historia en mente. Así es como me voy a dormir. No cuento ovejas. Me cuento una historia a mí mismo. Normalmente es algo realmente simple, porque después de todo, es el final del día y uno está acostado. Uno no quiere algo muy complejo.”

 “Has escrito muchas historias y purgado un montón de pesadillas. ¿Te asustan ahora las mismas cosas que lo hacían cuando recién comenzaste a escribir?”
“Cuando más escribes, más articulado te pones. Y la mayor cantidad de miedos y temores que puedes expresar, menos te asustan, porque ya los has expulsado. Es como esa cosa psicoanalítica: si le puedes contar a alguien tus temores, muchas veces esos miedos, quizás no se vayan, pero sí se achican un poco. De cualquier manera, sigo temiendo a lo mismo... quiero decir, hay cosa nuevas, a medida que uno envejece, que toman el lugar de las cosas viejas. Todavía hay muerte... y muchas enfermedades, y la guerra con Irak. Ese tipo de cosas.”

Se dice que tu carrera como escritor de horror está llegando a su fin.”
“Bueno, nunca pensé en esto como una carrera de escritor de horror, pero de cualquier modo aún me queda esa serie de televisión llamada Kingdom Hospital, para ABC. Y son 13 episodios. La estoy escribiendo en la actualidad... es como un encuentro entre ER y The Shining (El Resplandor). Es un hospital encantado, en realidad. La serie tendrá una temporada inicial entre enero de 2004 hasta mayo o junio, también de 2004. Pero después de eso, me siento bien con la que ya es mi carrera de escritor. Excepto que no será un retiro, porque seguiré escribiendo. Sólo que elegiré cuidadosamente lo que decido publicar y lo que no.”

“Ahora eres considerado un escritor serio, pero hubo un tiempo en el que The New York Times ni siquiera analizaba tus libros. ¿Hubo un punto específico en tu carrera en el que los críticos comenzaron a tratarte diferente?”
“Pienso que Misery tuvo algo que ver con eso, porque está en la línea divisoria entre una historia sobrenatural, como The Shining o Salem's Lot, y una novela más psicológica, como The Magus (de John Fowles), o algo de ese nivel. Si escribes acerca de un hotel lleno de fantasmas o de una ciudad plagada de vampiros, la gente tiende a olvidarse de ver esas cosas como metáforas de otras cosas reales, y sólo dice 'Es basura'. Y debido a que sobreviví a las críticas más virulentas, y luego gané un premio O. Henry por un cuento, y más tarde comencé a publicar en The New Yorker... estas cosas cambiaron algunas mentes. Pero lo más real es que el tiempo ha pasado, y una vez que la gente se ha dado cuenta que puedes hacer más de una cosa, te dan luz verde.”

“¿Qué diagnóstico harías del estado del horror en la cultura popular de hoy en día?”
“Pienso que no anda muy bien en lo que a libros respecta. Hay un maravilloso escritor llamado Bentley Little que publica originales en rústica. Pero más allá de eso, muchas de las líneas de ficción de horror han desaparecido. Tengo en mi escritorio un libro llamado The Lamplighter, que se supone es una buena novela de horror. Pero igualmente no hay campañas de marketing, porque la ficción de horror no tiene la misma clase de atracción que solía tener.”

“¿Y con respecto a las películas?”
“Las películas andan un poco mejor, lo están intentando. Está esa película llamada The Ring que anduvo muy bien, y vi Final Destination 2, que me gustó mucho.”

“Volviendo al tema de tus libros, parecería que la serie de The Dark Tower está englobando todo lo que escribiste.”
“Ha tenido un gran impacto en mi trabajo. A medida que pasaba el tiempo, comencé a ver que todo lo que había escrito se relacionaba con The Dark Tower. Pero cuando te acercas al final de la serie, ves que hay mucho de otros libros ahí. Hearts in Atlantis (Corazones en la Atlántida), Salem's Lot (La Hora del Vampiro), Everything's Eventual... todo se juntó en el final. Está muy bien.”

“Irónicamente, esa saga no se vendió tan bien como tus otras novelas.”
“Pienso que sólo el 50% de mis lectores la ha leído. Quizás porque asumen que es algo que no les va a gustar, o quizás estén esperando que todos los libros se hayan editado. Pero, por favor, que figure en esta entrevista que toda la saga ya está "escrita", así la gente deja de molestarme por eso. La primera de las tres que restan se publicará en noviembre, y las otras dos el próximo año.”

 “¿Es por eso que muchos dicen que dejarás de escribir luego de que se editen estos libros, porque es una especie de resumen de tu carrera?”
“Es una síntesis. La historia de mi retiro surgió de Los Angeles Times. Me hicieron una entrevista en la que yo dije 'Estoy bien hasta acá, no sé si queda mucho por contar'. Y ellos salieron con eso que 'Stephen King se retira'. Pero no quiero hablar mucho más de eso porque la gente tiene una idea en su cabeza y cree en eso.”

“Es decir... ¿te retiras o no?”
“Digámoslo de esta manera: The Dark Tower finaliza todo lo que yo quería decir. Pienso que probablemente encuentre otras cosas para contar. Y si me gustan, las publicaré. Lo cierto es que no quiero hacer todas esas entrevistas y viajes, firmar ejemplares en Barnes y en Topeka y todo eso, porque en realidad nunca disfruté mucho de eso. Me gustan los fans de a uno, pero cuando están todos juntos, me saturan.”

Como podemos ver Stephen King es un hombre que tiene mucho que decir, no solo sobre sus libros, sino sobre todo lo que tenga que ver con el género del terror. Y si quieren saber más de él, les recomiendo mucho leer esta revista que fascinara a los amantes del género y que pueden ver aquí.

Hasta la Próxima.

Beth

Bibliografía: Fragmentos extraídos de la entrevista “Un escritor en serio”, del número 65, año 6, Mayo del 2003, de la revista Insomnia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.