Un Cuento Para Niños Con Enfermedades Crónicas


En este post debía hablarte sobre algún programa de escritura que pudiese ayudarte a la hora de crear historias y relatos. Debía recomendar alguna técnica o taller que sirviese para pulir tu talento y así mejorar cada vez más tu calidad cuando de escribir se trata. Pero encontré algo que puede contribuir más que cualquier herramienta en internet. Una campaña que  puede traer grandes satisfacciones no solo a tu vida sino a la de muchos niños que sufren día tras día por culpa de graves enfermedades.  Consiste en escribir un cuento y enviárselo a todos esos pequeños que padecen males terribles.
Como dije algún tiempo atrás en otro artículo que publiqué, es maravilloso sacar provecho de redes sociales como Facebook para seguir páginas que alimentan el cuidado y amor por los libros. Pues bien, hace un par de semanas hallé un hermoso grupo llamado El Club De Los Libros Perdidos, donde obras y escritores son el tema principal día tras día y el contenido es de una riqueza exquisita. Planeaba dedicarle unas líneas a esa grupo en Facebook para contarte detalladamente sobre sus concursos literarios, magníficas imágenes,  excelentes recomendaciones y demás, pero dos días atrás encontré una campaña que desde allí apoyan de un modo fenomenal.  El Club de Los Libros Perdidos  y el grupo Abriguemos A Un Niño se han unido con el fin de animar  a todos los que disfrutan de leer y escribir para que le envíen un cuento a  niños que padecen de enfermedades crónicas.  Ellos son tratados en un hospital de Ciudad Obregón, Sonora, México y  según cuenta la persona que inició la campaña, unas palabras dedicadas a esos pequeños son como antídotos y remedios que curan dolores y brindan sonrisas.
Ahora, quizá te preguntes por qué pienso que esto es mejor que un taller o programa de escritura. Bueno, la respuesta es simple. Cuando escribimos, tenemos que hacerlo de corazón, no para llenar espacios vacíos en el papel. Y cuando dedicamos una historia o  una carta a esos niños que tanto han padecido, estamos  regalando magia oculta en palabras, sonrisas escondidas en párrafos, alivio y alegría para unas vidas empañadas por la tragedia. Eso fortalece nuestras ideas y sentimientos más que cualquiera otra cosa. Eso nos une más íntimamente con nuestros escritos y los lectores que tendrá.  Pero principalmente, eso trae dicha y gozo a quienes constantemente se ven atormentados por severos malestares.
Por ello  te invito para que contribuyas con tus palabras y así le brindes  felicidad pura a aquellos que lo necesitan.  Mientras escribo esto son las 12:42 am del miércoles 24 de octubre y  El Club De Los Libros Perdidos  cuenta con 143.532 ‘me gusta’.  Más de 140 mil seguidores, muchos de los cuales vieron la campaña y ya preparan sus mensajes con destino a Sonora, México. Hazlo tú también.  Escribe, cuenta,  comparte, envía, abriga.
Para conocer la historia completa y los detalles sobre esta iniciativa, puedes visitar la página de El Club De Los Libros Perdidos aquí, o  también el grupo Abriguemos A Un Niño  en este enlace. 

Jef Volkjten

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.