Writer 5: Programa para escribir



Se trata de una aplicación creada por un novelista (Haynes es autor de la serie de Ciencia Ficción Hal Spacejock), y busca dar solución a buena parte de los problemas de orden práctico a los que se enfrenta un escritor en el proceso de creación de su obra, sobre todo aquellos relacionados con mantener una visión de conjunto de la misma, o bien localizar rápidamente una escena o una nota.
Las principales características de yWriter 5 son:
  1. Disponemos de varias herramientas que nos ayudan a tener una visión de conjunto de nuestro trabajo:
    1. Descripciones de cada capítulo, así como de cada escena dentro de un capítulo. De ese modo de un sólo vistazo podemos ver la estructura de la obra.
    2. Status de cada capítulo: bosquejo, borrador, primera revisión, segunda revisión y versión final. Así tendremos presente la evolución de cada parte de nuestro trabajo.
    3. Resumen en forma de bosquejo (para poder trabajar sobre él), o de sinopsis (para enviar a un potencial editor), por escena e incluso por personaje.
    4. Storyboard: un gráfico por personaje, para poder controlar cuántas veces aparece y en qué escenas, evitando dar un peso excesivo a uno de los personajes, descuidando, por ejemplo, la presencia del que hemos elegido como protagonista, debido a que siempre lo tenemos en mente. Con esta función también podemos visualizar las tramas y subtramas de nuestra obra, y darnos cuenta de si están equilibradas, o por el contrario hemos dado más importancia o alargado más de la cuenta a unas u otras.
    5. Gráfico lineal con la calificación de las escenas, por ejemplo: relevancia, humor, tensión, calidad… De una manera muy visual, esto nos ayuda a mantener el tono general que queramos dar a la obra (realismo, humor, misterio…). Estos índices los podemos definir en la configuración del proyecto según nuestras necesidades (en la novela que estoy escribiendo actualmente, por ejemplo, he dividido las escenas en reales o irreales, pero se podrían calificar también como humorísticas o dramáticas, de diálogo o de acción, o cualquier otra división que os resulte útil).
    6. Número de palabras: fundamental tanto si, como en mi caso, tenéis cierta propensión a iros por los cerros de Úbeda, o como si, como en mi caso, tenéis una gran afición por la procrastinación y necesitáis poneros objetivos diarios.
    7. Estadísticas del uso de cada palabra: nos muestra cuántas veces usamos cada palabra, lo cual nos ayudará a no olvidar la importancia del diccionario de sinónimos, y moderar el uso excesivo de determinadas palabras o lugares comunes en los que todos caemos a menudo.
  2. El programa permite tener cada capítulo en un fichero aparte, que luego compila en uno solo para exportarlo o imprimirlo. Esta es una de mis características favoritas del programa, ya que nos permite localizar rápidamente una sección concreta de nuestra obra y editarla, dado que cuando un texto pasa de 75 o 100 páginas se vuelve muy difícil de manejar en un procesador de textos convencional. Además, en caso de bloqueo, permite adelantar la escritura de un capítulo posterior al que nos correspondería, sin tener que escribirlo aparte o dejar un espacio en blanco. Y por último permite modificar el orden de los capítulos, cambiando la cronología, simplemente arrastando y soltando.
  3. Podemos hacer un perfil de cada personaje con los datos más relevantes, biografía, objetivos, etc., y asignar a cada escena el personaje o personajes que aparecen en ella. Esta opción personalmente me encanta, porque me gusta empezar un proyecto definiendo claramente a los personajes.
  4. Exporta el texto en varios formatos: rtf, txt o html, que luego podemos terminar de formatear en otros programas de tratamiento de textos tipo Word.
  5. Mantiene a mano las notas relacionadas con cada escena, cada personaje, etc., para no tener que mantener abiertos otros archivos o programas con las notas, o volvernos locos buscando una u otra anotación que hicimos hace meses en cualquier papel.
  6. Asocia a cada escena los personajes que aparecen en ella, los objetos que se usan y la localización en la que transcurre, además del objetivo de la misma y lasnotas. Así nos aseguramos que nuestro asesino no cosa a puñaladas a su víctima y luego se deshaga de la pistola, o que la chica salga del palafito donde vive su novio a las frías calles de Nueva York (no, por Dios, eso a mí no me ha ocurrido nunca).


-Alex River.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.