Mary Wollstonecraft Godwin, la madre de Frankenstein




 Mary Wollstonecraft Godwin

ó Mary Shelley




Mary Wollstonecraft Godwin, conocida como Mary Shelley, nació el 30 de agosto de 1797 en Londres.  Fue narradora, dramaturga, ensayista, filósofa y biógrafa británica.  Reconocida sobre todo por ser la autora de la novela gótica Frankenstein o el Moderno Prometeo (1818). También editó y promocionó las obras de su esposo, el poeta romántico y filósofo Percy Bysshe Shelley. Su padre fue el filósofo político William Godwin y su madre la filósofa feminista Mary Wollstonecraft.

Su relación con Percy Bysshe Shelley, quien ya estaba casado, dio mucho que hablar. Para vivir su amor debieron huir y padecieron la pobreza y el rechazo social además del fallecimiento de tres de sus hijos, al poco de nacer; sólo sobrevivió el último hijo que la pareja logró tener: Percy Florence. Se casaron a finales de 1816, luego del suicidio de la primera esposa de Percy Shelley, Harriet.

Fue en 1817, durante su estadía en Ginebra- Suiza , en que la pareja pasó un verano con George Gordon Byron, John William Polidori y Claire Clairmont, cuando Mary concibió la idea para su novela Frankenstein. Los Shelley abandonaron Gran Bretaña en 1818 y se mudaron a Italia. Dos años después su esposo muere y un año más tarde, Mary Shelley regresa a Inglaterra y desde entonces en adelante se dedicó a la educación de su hijo y a su carrera como escritora profesional. La última década de su vida estuvo plagada de enfermedades, probablemente vinculadas al tumor cerebral que acabaría con ella a los 53 años.

Las obras de Mary Shelley a menudo argumentan que la cooperación y la compasión, particularmente las practicadas por las mujeres en sus familias, son las formas de reformar a la sociedad civil. Esta visión constituyó un desafío directo al romanticismo individual promovido por Percy Shelley y a las teorías políticas educativas articuladas por su padre, William Godwin.

 Aunque Mary Godwin recibió una educación muy informal, su padre la instruyó en muy diversas materias, recibió una educación avanzada para una niña de su época. Tuvo una institutriz y una tutora, y leyó varios de los libros para niños de su padre sobre historia antigua de Roma y Grecia en su lengua original. Vivió en un internado en Ramsgate y con la familia disidente del radical William Baxter, ubicada cerca de Dundee, en Escocia.

Su obra más famosa:

Frankenstein


 Año: 1818

 Sinopsis

La noche del 16 de junio de 1816, después de que Lord Byron y Percy B. Shelley discutieran largamente sobre la posibilidad de descubrir el principuo vital de la naturaleza y transferirlo a un cuerpo inerte, Mary W. Shelley tuvo una memorable pesadilla sobre la visión de un monstruo creado por la ciencia humana. Éste sería el punto de partida de una de las obras más proféticas de la historia de la literatura: Frankenstein o el moderno Prometeo. Un drama romántico sobre la voluntad prometeica del ser humano, decidida a emular y planteando nuevos problemas morales de consecuencias desconocidas. Los recientes avances de la ciencias biológicas, en esta época de clones y transgénicos, nos invitan a recorrer, convirtiendo su obra en un clásico tan vivo y actual como hace casi 200 años.

“Vi, con los ojos cerrados pero con una nítida imagen mental, al pálido estudiante de artes impías, de rodillas junto al objeto que había armado. Vi al horrible fantasma de un hombre extendido y que luego, tras la obra de algún motor poderoso, éste cobraba vida, y se ponía de pie con un movimiento tenso y poco natural. Debía ser terrible; dado que sería inmensamente espantoso el efecto de cualquier esfuerzo humano para simular el extraordinario mecanismo del Creador del mundo”.

Comenzó a escribir lo que asumió que sería una historia corta. Con la ayuda de Shelley, amplió el cuento hasta convertirlo en su primera novela, Frankenstein o el Moderno Prometeo, publicada en 1818. A principios del verano de 1817, Mary Shelley terminó Frankenstein, la cual fue publicada anónimamente en enero de 1818. Los críticos y lectores asumieron que Percy Shelley era el autor, ya que el libro había sido publicado con su prólogo y dedicado a su héroe político William Godwin.

Los Shelley llevaron una existencia nómade, nunca estableciéndose en un lugar determinado por mucho tiempo. Durante su exilio en Italia su esposo compuso una serie de poemas, ella escribió la novela autobiográfica Mathilda, la novela histórica Valperga y las obras de teatro Prosperine y Midas. Sin embargo, Mary pasaba mucho tiempo enferma, y era muy proclive a deprimirse. También debió lidiar con el interés de Percy en otras mujeres. Mary Shelley compartía su creencia en el amor libre, formó vínculos amorosos entre los hombres y las mujeres de su círculo.

 Durante el período 1827–40, Mary Shelley trabajó como editora y escritora. Escribió las novelas Perkin Warbeck (1830), Lodore (1835) y Falkner (1837). Contribuyó con cinco volúmenes de Vidas de los Científicos y Escritores más Eminentes de autores italianos, españoles, portugueses y franceses, integrándolos a la obra de Dionysius Lardner Cabinet Cyclopædia. También escribió artículos para revistas de mujeres. En 1830, vendió los derechos de autor para una nueva edición de Frankenstein a Henry Colburn y a Richard Bentley para su nueva serie Standard Novels. En 1836, A lo largo de este período, trabajó con la poesía de Percy Shelley, promoviendo su publicación y mencionándolo en sus obras. Para 1837, las obras de Percy eran reconocidas y cada vez más admiradas.

La preocupación principal de Mary Shelley durante esos años fue el bienestar de Percy Florence.

Los últimos años de Mary Shelley estuvieron plagados de enfermedades. Desde 1839, comenzó a sufrir dolores de cabeza y ataques de parálisis en distintas partes del cuerpo, las cuales a menudo le impedían leer o escribir. El 1 de febrero de 1851, en Chester Square, falleció, a los cincuenta y tres años de edad, de lo que su médico sospechó que era un tumor cerebral
Desafortunadamente, todas las obras que Mary escribió cuando era joven se perdieron cuando huyó con Percy en 1814, ya que ninguno de sus manuscritos encontrados está fechado antes de ese año. Se cree que su primera obra publicada fue Mounseer Nongtongpaw, una serie de versos cómicos escritos por Godwin cuando tenía diez años y medio. Percy Shelley alentó con entusiasmo a Mary para que fuese escritora.

Novelas - Elementos autobiográficos

Ciertas secciones de las novelas de Mary Shelley se interpretan como reescrituras encubiertas de su propia vida. Por ejemplo, los historiadores frecuentemente consideran Mathilda (1820) como autobiográfica, identificando a los tres personajes principales como versiones de Mary Shelley, William Godwin y Percy Shelley.





Géneros de novelas

Mary Shelley emplea las técnicas de varios géneros de novela diferentes, principalmente el que seguía Godwin, el estilo de novela histórica de Walter Scott y la novela gótica. Frankenstein exhibe varios recursos literarios similares a los de la novela de Godwin. En El último hombre, utiliza la forma filosófica de dicha corriente para demostrar la falta de sentido que tiene el mundo. El último hombre y Frankenstein demuestran la carencia de control de la persona sobre la historia.
 Esta autora usa la novela histórica para recrear las relaciones entre hombres y mujeres. Al introducir mujeres en cierto tipo de relatos, cosa que no había sido hecha nunca antes, Shelley cuestiona las instituciones políticas y teológicas establecidas.  Mary Shelley solía resaltar su feminismo a través de sus obras. 



Ellen Moers fue una de las primeras en decir que la pérdida que sufrió Mary de sus hijos fue una influencia crucial en la creación de Frankenstein.
Mary Poovey considera a la primera edición de Frankenstein como una muestra perfecta del estilo presente en la mayoría de los trabajos de Shelley, el cual se caracteriza por las autorreferencias y por la narrativa feminista convencional. Como explica la historiadora de Shelley, Anne Mellor, Mary usa la ficción gótica no sólo para explorar el deseo sexual femenino reprimido.

Ilustración y Romanticismo

Frankenstein, como casi todas las novelas góticas de su período, mezcla una temática visceral y marginal con una especulativa y que presenta ideas sin precedentes. la novela resalta las luchas mentales y morales del protagonista, Victor Frankenstein, y Shelley combina el texto con su propia dosis de romanticismo político, el cual critica el individualismo y el egocentrismo del romanticismo tradicional. Victor Frankenstein es como Satanás en El paraíso perdido y como Prometeo: se rebela contra la tradición, crea vida y modela su propio destino.
En las décadas de 1820 y 1830, Mary Shelley frecuentemente escribió historias cortas para libros de regalo o anuarios.
Aunque Mary Shelley escribió treinta y una historias cortas para anuarios entre 1823 y 1839, siempre se vio a sí misma, sobre todas las cosas, como una novelista.
El último libro de Mary Shelley, escrito en forma de cartas y publicado en 1844, fue Caminatas en Alemania e Italia en 1840, 1842 y 1843, en el cual relató sus viajes con su hijo Percy Florence y los amigos universitarios de éste. 



Poco después de la muerte de Percy Shelley, Mary comenzó a promover la fama de Percy como poeta en 1824, con la publicación de la obra Poemas Póstumos.  
Durante su vida, Mary Shelley fue tomada en serio como escritora, pese a que los críticos habitualmente no apreciaban los rasgos políticos presentes en sus obras. A su muerte, sin embargo, fue principalmente recordada como la esposa de Percy Bysshe Shelley y la autora de Frankenstein. La primera biografía completa de Shelley fue publicada por Emily Sunstein en 1989, y titulada Mary Shelley: Romance y Realidad.

Desde la primera adaptación teatral de Frankenstein en 1823 a las adaptaciones en el cine llevadas a cabo en el siglo XX, incluyendo las famosas versiones de James Whale en 1931, la de Mel Brooks en 1974 (El jovencito Frankenstein) y la de Kenneth Branagh de 1994, el primer contacto con la obra para muchas audiencias ha sido a través de adaptaciones. Durante el siglo XIX, Mary Shelley comenzó a ser vista como la autora de una sola novela, en lugar de como la escritora profesional que en realidad era; la mayor parte de sus obras han permanecido fuera de la imprenta hasta los últimos treinta años, impidiéndose así un conocimiento más profundo de sus logros. La concepción de Shelley de ella misma como escritora también ha sido reconocida; tras la muerte de Percy, describió sus ambiciones como autora: «Creo que puedo mantenerme a mí misma, y hay algo inspirador en la idea». Los historiadores consideran a Mary Shelley como una de las principales figuras del romanticismo, autora significativa por sus logros literarios y por su importancia política como mujer y militante liberal.


Alguna adaptaciones en el cine







Lista de obras selectas

 Historia de una excursión de seis semanas por Francia, Suiza, Alemania y Holanda, con cartas descriptivas de un viaje por el lago de Ginebra, y los glaciares de Chamouni (1817)
    Frankenstein (1818)
    Mathilda (1819)
    Valperga; o Vida y aventuras de Castruccio, Príncipe de Lucca (1823)
    Poemas Póstumos de Percy Bysshe Shelley (1824)
    El último hombre (1826)
    Perkin Warbeck (1830)
    Lodore (1835)
    Falkner (1837)
    Obras Poéticas de Percy Bysshe Shelley (1839)
    Contribuciones en Vidas de los Científicos y Escritores más Eminentes (1835–39), parte de la obra de Dionysius Lardner Cabinet Cyclopedia
    Caminatas en Alemania e Italia en 1840, 1842 y 1843 (1844)




 Otras portadas

La colección de las obras de Mary Shelley se encuentran en la sección Lord Abinger's Shelley Collection del depósito de la Biblioteca Bodleian, en la Biblioteca Pública de Nueva York (particularmente la Colección de Carl H. Pforzheimer de Shelley y su Círculo), la Biblioteca Huntington, la Biblioteca Británica y la Colección de John Murray.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.