Maestros que inspiran o respiran.


A enseñar….

Hoy en clases tuve una serie de pensamientos ilógicos que me llevaron a recordad mi epoca de preparatoria, ya saben esa época donde todos creemos que ya somos adultos, que dejamos de ser unos niños y que podemos comernos al mundo.

Recordé la escuela, los amigos, el ambiente, pero sobretodo mis maestros.

A aquellos que inspiran y aquellos que respiran.

Aquellos que inspiran son esos maestros que tienen pasión, en la mayoría de mi preparatoria no aprendí matemáticas ni filosofía, aprendí pasión, esos maestros que te inspiran a seguir, que se esfuerzan en sus clases.

Aquellos que se molestan porque nadie hizo la tarea, ya que a ellos les preocupa tu educación,   esos que se inspiran dándote una explicación, que le dan mil vueltas a lo mismo y hablan de ello como si se les fuera la vida en expresártelo, de ellos es de quien aprendes lealtad fortaleza y amor por el estudio.
Recuerdo a una maestra así, ella me daba la clase de sociología, se apasionaba tanto por la materia que nadie jamás faltaba a sus clases, las recuerdo con gozo, dos horas pasaban volando cuando ella hablaba, también recuerdo ese clac, clac, clac, eran sus tacones, cuando los oíamos todos quietos sentados y en silencio, era tal su presencia que no podías faltar al respeto en su clase, ya no era por obligación atender a lo que decía, era interés y curiosidad por lo que ella te transmitiría.

También hubo uno en mi universidad, este su nombre lo mencionare, Gabriel Vargas, es un semiólogo cuyas clases apasionaban, sus botas militares contrastaban perfecto con su traje, su forma de expresión sobre la comunicación te inspira a crear, analizar y a aprender más.

El segundo tipo de maestros son aquellos que respiran, no les importa estar en clases o que sus alumnos aprendan, sus armas principales son Wikipedia y buenas tareas (no digo que sean malas, pero creo que no deben ser la bibliografía de consulta de un maestro).

Maestros sin pasión que solo están por un sueldo….

Después de tanto debate llego a la conclusión, un maestro debería ser admirado por todos, es mas debería de ser un trabajo donde solo los mejores pudieran estar, pues es esencial la educación en la juventud.
Un maestro mas que enseñar debe inspirar a aprender mas.

Tu das clases?

Tienes  inspiración?

Yo espero algún dia poder transmitir el conocimiento tal como aquellos que marcaron mi vida para apasionarme.

Besos…. Paty M


2 comentarios:

  1. Así de apasionado era mi profesor de Literatura, Santiago, por desgracia eso no era más apreciado que el hecho de que el hombre era un Adonis, tallado en el Olimpo, por lo menos eso pensaban mis compañeras, pero lo que más recuerdo era la intensidad con la que leía y recitaba, la cantidad de libros que leía y por su puesto se veía reflejado en la extensísima lista que nos daba por año, lista que orgullosamente yo siempre tenía el 80% ya leído, por lo que me pasaba ratos añorados charlando con él de otros libros. Realmente adoraba esta materia.
    También tenía una profesora de historia que me dejaba investigar libremente su materia, a mitad de año yo ya había terminado su programa y me dedicaba a investigar curiosidades históricas, Siempre que me encuentra la profe Silvita me llena de Besos y me dice que sigo siendo su mejor alumna… realmente la adoro.
    Y no puedo dejar de mencionar a la profe de lengua, Elena, ohhh! Ella me sacaba canas verdes, amarillas y violetas… Me hacía rendir dos veces las unidades de producción escrita, en el último año, en el acto de cierre me atrapo y me pregunto si sabía por qué siempre me hacia llevar las unidades de Escritura, me quede boquiabierta, la verdad es que no tenía idea, pensé que le caía mal, entonces ella me dijo que quería que fuera escritora, que es para lo que había nacido, que nunca había tenido una alumna que hiciera las narraciones como yo! …. Se imaginan, realmente la abrace y la apreté fuerte. No soy escritora pero atesoro sus palabras su confianza. Dios! Ella realmente creía en mí… aún lo hace cuando la encuentro me reclama el libro.
    Pero mi más grande inspiración es mi Mamá, por ella leo, escribo, pinto, soy traviesa y sumamente curiosa… Todo en mi vida a sido incentivado por ella. Ella era un ángel y la extraño muchísimo.
    Todos estos profesores que menciono me guiaron y me dejaron ser…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. wooow! que maravilloso encontrar tantos maestros de vida, y que bello que te apasione tanto el arte, ojala y hubiera mas maestros como los tuyos, de esos que dejan la mente abierta y un sabor a satisfacción en el alma.

      Pues que mas queda, que no solo te reclame tu maestra, si no también nosotros, que nos daría muchísimo gusto leerte.

      Eliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.