Viajar es fatal para el prejuicio, la intolerancia y la estrechez de mente.

Navegando en internet, encontré este cartel (Cuanta razón), y me pareció certero traerlo a nuestra Revista Literaria.

La frase en la que se basa el cartel es de Mark Twain: “Viajar es fatal para el prejuicio, la intolerancia y la estrechez de mente.  Una visión más amplia de las cosas no puede ser adquirida vegetando  en una pequeña esquina del mundo durante toda la vida" 

Analizando lo dicho, me doy cuenta que a raíz de nuestra cultura, religión, sociedad, familia, amigos, medios, crecemos inmersos en una serie de ideas o prejuicios del que muchas veces no somos conscientes. Ese arraigo cultural implica limitaciones en un sinnúmero de casos y nos estrecha la manera de ver la vida. ¿Cuantas veces estamos en desacuerdo con algo simplemente porque así debe ser y jamás buscamos razones de peso para nuestro argumento?.

Viajar es un placer, aunque no está al alcance de todos. Alcance físico, porque leer, entrar a internet o ver vídeos de otras tierras, culturas, gente, inventos, hasta moda, nos ayuda a estar conscientes de que nuestra esfera personal y social es más pequeña de lo que es en realidad.

¿Cuantas veces hemos sentido empatía por un personaje de la tele, libro, película ect., que antes era discordante con nuestros valores y0 creencias?

Darnos cuenta del POR QUÉ esa persona llegó a lo que llegó, o incluso vernos reflejados y adquirir una nueva consciencia.

Viajar es un placer, y el viaje de la mente, cuando adquirimos cultura, nos hace bien, nos satisface y nos abre de mente a nuevas ideas.

Si puedes darte el gusto de viajar: ¡Hazlo! o en su  defecto lee un buen libro...

Disfruta tu viaje por el universo...


-Alex River.

1 comentario:

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.