-No quiero leer-


Quizá a algunos en su experiencia vieron un libro en su infancia, se enamoraron de él y comenzaron su vida de lectores, o siendo pequeños alguien les inculcó el mágico hábito de la lectura. Pues a mí no.
Yo era de las personas que decían- No quiero leer, gracias-  así que pasé gran parte de mi vida en la oscuridad e ignorancia de ese mundo de la lectura, muchos años pasaron hasta que comencé a leer, no fue de manera inmediata, ni fue una buena experiencia, ahora me arrepiento de no querer leer pero antes me aburría y no quería hacerlo.

lectura obligatoria. Ilustración por Pawel Kuczynski


Todo comenzó con mi hermana, que ella sí leía (no se desde cuándo), y comenzó a presionarme y a presionarme con que tenía que leer, quizá por eso no fue tan bonito el adentrarme a este mundo de lectores, pero lo logró, comencé a leer más no fue de inmediato ni leía ávidamente, si mal no recuerdo comencé con Paulo Coelho y su libro “El peregrino”, sinceramente, se me hizo eterna la lectura, supongo que al no estar acostumbrada a leer y tocando el tema espiritual y de los guerreros de la luz, no me atrapó, cuando logré terminarlo comencé con un libro de Carlos Cuauhtemoc Sánchez que se llama “Los ojos de mi princesa”, yo tenía 14 años, estaba cursando mi secundaria y este libro vino a caer a mis manos y me encantó, quizá me identifiqué con él, no por los problemas de los protagonistas, pero sí logré identificarme con algunas partes de la historia, así que ahí fue el momento en que le tomé gusto a la lectura, me leí todos sus libros, aunque no puedo decir que todos los demás me gustaron pero los leí, también después de meditarlo y pensar que quizá no todos los de Paulo Coelho eran como el primero que leí, los tomé y los leí, tampoco todos me gustaron pero algunos fueron buenos para seguir con mis ganas de leer.


Pasaron los años y yo seguí leyendo. Leí los de Harry Potter cuando tenía 17 (sí, no fui de los niños que a los 10 o antes leyeron Harry Potter, desgraciadamente). Conocí a más autores, más historias, y yo seguía enamorándome poco a poco de los libros y sus personajes, entré a la universidad y comenzó la locura por los libros, pasar horas en las librerías sin dinero para comprarlos, pero disfrutando de sus portadas, las sinopsis, su olor, tenerlos en las manos, planear y decir- Cuando tenga dinero lo compro- he dejado pasar muchos libros por no tener el dinero para comprarlos (¡pero algún día los conseguiré todos!¡yey!), aunque con algunos he hecho sacrificios para poder tenerlo en mis manos a pesar de que gracias a Libro sin tinta ya los había leído, como el caso de “Los juegos del hambre”, que por el momento es mi saga favorita, junto con Harry Potter, después de pasar por mi etapa de Twilight, aunque a ésta aún le tengo bastante cariño.



Y así siguen mis días entre libros únicos y sagas, prefiriendo estar con un buen libro en la mano y tiempo para leer que pasarla fuera con los amigos, esperando que para mi cumpleaños o navidad me regalen libros y no ropa, para poder seguir conociendo nuevos mundos y nuevos personajes, para aprender con ellos y enamorarme de ellos en muchas ocasiones, y pensar que algún día pueda vivir algo tan maravilloso o extraordinario como en las historias que leo, o  quizá pueda escribir mi propia historia agregando un pizca de cada una de las que he leído ¿sería fantástico, no? jajaja


En fin, aquí seguiré en este mundo de lectores agradeciendo a mi hermana por meterme en él y hacer de mi vida algo mejor, algo que nunca pensé ser, una lectora.

Saludos a todos y todas, ojalá ustedes sí hayan podido disfrutar de los libros desde hace mucho tiempo. ¡Felices lecturas!

The book: one world, many stories.
Ilustración de Rafael López

1 comentario:

  1. Tengo vagos recuerdos sobre cómo comencé. Primero con los denominados fanfiction, creo que llegué a escribir alguno. Después de eso, el primer libro (según recuerdo) que me aventé fue el de La Comunidad del Anillo, esto después de haber quedado encantada con la película. Me tomó mucho acabar el libro, pero lo hice. Creo que, en ese entonces, tenía 11 años :D.

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.