9 bebidas, 14 postres y bocadillos para la hora de leer

Hace un par de semanas realizamos una encuesta en Facebook para conocer las preferencias alimenticias de los lectores mientras disfrutaban de sus libros. Las respuestas fueron variadas y muy interesantes. Algunos comentaron que procuraraban no comer para evitar distraerse y mantener su atención completamente centrada en las páginas; otros afirmaron que dependiendo del género y su estado emocional, eran los bocadillos que preferia ingerir.

Lo cierto es que, independientemente de si gustamos o no de consumir alimentos durante las lecturas. El cerebro precisa de glucosa y carbohidratos para realizar la transmisión neuronal, por lo tanto, al leer, realizamos el proceso anterior y las necesidades físicas comienzan a hacerse presentes.

Según expertos nuestro cerebro necesita una décima parte de una caloría por minuto, tan sólo para permanecer vivos. Comparándolo con la energía que requiere el cuerpo completo. Caminar quema aproximadamente 4 calorías por minuto y lo más importante leer puede necesitar 1.5 calorías por minuto.

A continuación, te brindamos algunas excelentes sugerencias de bocadillos, postres y bebidas para acompañar ese libro que tienes entre manos. Hay de todo y para todos.


Bebidas y alimentos recomendados

Otra gran opción, las aguas a base de frutas.
 La limonada nunca falla.
El chocolate caliente para tiempos de frío 
es delicioso y reconfortante.






De todos lo sabores y para todos los gustos.
El café, una de las opciones
literarias por excelencia.
Las malteadas hechas con fruta y 
muy frías, aportan mucha energía.




La leche blanca o con chocolate 
va perfecta con galletas.
Un delicioso Capuccino siempre viene bien a toda hora.

La bebida preferida de casi todos 
los lectores, el vino.










El té frío es perfecto
 para climas caluroso.





 






Palomitas de maíz.
Dulces, chiles, gomas de mascar y muchos más.
Tostadas con mermelada, mantequilla o crema de cacahuate.
Papas fritas en pequeñas cantidades.

















Nieve en barquillos con nueces, bomcones y frutas.
Pizza con los ingredientes al gusto.
Fruta picada con chile o sin él.


Galletas de chocolate, mantequilla o nuez.
Papas fritas en pequeñas cantidades.




Chocolate, energía y felicidad.
Galletas al gusto con formas diferentes.
Amplia variedad de pasteles para todos los gustos.
Galletas relenas con nuez, almendras o bombones.
Galletas saladas con filadelfia  o dulces con cajeta.













































Ahora que ya tienes algunas sugerencias, es hora de decidir qué te acompañará en tu próxima lectura. Puedes también inventar tus propios bocadillos para que combinen mejor con la historia que lees.


Si tienes alguna sugerencia, no dudes en compartirla. Más adelante compartiremos recetas para nuevos bocadillos.

¿Y a ti qué te gusta comer o beber mientras lees?

¡Disfruta, relájate y diviértete!


María del Carmen

11 comentarios:

  1. Hay varias que pondré en práctica jeje, aunque el cafe con galletas es el que siempre hago :)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre una excelente opción! Sobre todo en invierno :D

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Más adelante agregaremos recetas para bocadillos sencillos :)

      Eliminar
  3. un café, un te con algunas galletas y/o algún jugo dependiendo de la época (frío o calor)... prefiero no comer papas fritas ya que tienen aceite y podría ensuciar las hojas del libro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con las papas fritas hay que tener cuidado, pero son perfectas parau n libro de suspenso o acción. El cafe con galletitas nunca falla :D

      Eliminar
  4. Kyaaa ya me dio hambre, lo bueno, tengo la escusa de haber leido el articulo y poder asi dsifrutar de un chocolate o mocaccino!!! [:)]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no hay que perder tiempo! Ha prepararse algunos bocadillos para el próximo libro :D

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gran opción! Un tequila iría bastante bien aquí en México, probaremos la combinación :D

      Eliminar
  6. A a hora de elegir para comer mientras leo tiene que ser algo que no me manche las manos o las deje grasosas para pasar las páginas sin ensuciarlas. :P Muy pocas veces como o tomo algo mientras leo.

    Un saludo. (;

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.