¡El regalo perfecto!



Reunirse con viejos amigos de la universidad, visitar a los abuelos con más frecuencia, encontrarte con esa persona que dejaste de ver muchos años atrás, pasear en globo, esquiar, escribir un libro, arreglar la casa, viajar, cambiar  tu imagen, enojarte menos, perdonar más o simplemente pensar en los demás cada día de tu vida deseándoles lo mejor.

Prometí subirles un post dedicado a la navidad con el tema “El regalo perfecto”, he de confesar que me llevó un buen tiempo escribir exactamente lo que pensaba, ya que no solo es cuestión de dejar ir las palabras, también es darles un sentido pero sobre todo, transmitirles lo que en ese momento se siente.

Llevo pensando desde hace unos 10 años más o menos, que el mejor regalo que me pueden dar es un libro (desde que me lo dieron a mí). Supongo que ustedes ya se esperaban esto, y quizás ya tengan en mente el porqué (es más que obvio), aunque por imposible que parezca, hay quienes no comparten ese sentimiento y admiración por el poder que este curioso objeto tiene.

Es común participar en los tradicionales intercambios ya sea con amigos, familiares, colegas del trabajo, etc. Obsequiar un presente que le haga saber a esa persona que pensamos en ella y la apreciamos, que nos tomamos el tiempo de elegir algo especial y que ese día se lo entregamos para presentar nuestro aprecio. Bueno, se supone que es la idea y así se hace (el procedimiento puede variar según el lugar xD )

Lo anterior me lleva a creer que, tras años y años de llevar a cabo lo mismo (me tocó esta persona y le tengo que regalar), uno deja de sentir ese “no sé qué” especial que nos inspira a obsequiar algo que vaya a agradar en su totalidad a esa persona. Pero ¿Qué tiene que ver todo esto con el libro que mencioné? 



Me tomé el tiempo de observar, buscar e investigar y créanme cuando les digo, no hay nada más acertado, especial y significativo que un libro. El “chiste” como decimos en México, es saber elegirlo con cuidado y tomando en cuenta a la persona que será la destinataria de nuestro regalo.

Tanto ustedes como yo (y lo deduzco por que se encuentran en la página), conocemos a la perfección lo que las letras pueden hacerle al alma, el corazón y la mente. Es posible que ya conozcan los siguientes motivos por los cuales un libro es el mejor regalo que podemos dar, para quienes todavía no lo descubren, esta lista contiene lo básico.

-El hecho de tomarse tiempo para encontrar el libro adecuado, es algo muy significativo para la persona. Elegir una lectura que le agrade, requiere de, saber sobre sus gustos, formas de ser, carácter, pensamiento, sentimientos, etc. Es prestarle atención y darle la importancia que merece, como debe de ser. 

-Los libros son una puerta abierta a cualquier mundo, simplemente se aleja de éste. Podemos encontrar de todo para todos. Desde chistes hasta cocina, geografía, psicología y narrativa de cualquier tipo. Eso nos apoya con más variedad y la seguridad de que allá afuera hay un amigo esperando ser leído por quien necesita de su compañía.

-Es accesible, ya sea en formato electrónico o papel, el libro está al alcance de todos, aunque tengamos únicamente un pequeño establecimiento en donde cuenten con poco material, siempre estará ese libro especial con el que pensamos “le encantará”. El precio puede variar dependiendo del género, autor, editorial, fecha de publicación, demanda, etc. Lo que nos asegura que, a pesar de no ser un libro muy nuevo o viejo, tendremos a la mano material que podamos adquirir con la seguridad de estar comprando calidad en todos los sentidos.

-Un libro dice más que mil palabras (Y realmente lo hace). Regala un libro pensando en esa persona y cuando se lo des, explícale porqué lo elegiste y cuál es el motivo de ese regalo. Pequeños, jóvenes, adultos y mayores. Recién graduados, divorciados, casados, ingresando a la universidad, después de una ruptura amorosa, o cualquier otro estado del hombre. 
 
“Siempre hay un roto para un descocido” y esta no es la excepción, con el libro y el ser humano sucede lo mismo. Acrecentando ese vínculo que se forma cuando leemos y comprendemos que más allá de nuestra vida, hay algo más que nos ayuda a levantar la mirada.

-Un buen libro, pensando con cuidado y elegido con un objetivo, siempre tiene buen final. 

-Puede obsequiarse en cualquier momento, no necesariamente una fecha especial. Siempre es el tiempo adecuado para regalar un nuevo sueño.

-Quien no conoce todavía lo que un libro puede despertar. Tampoco sabe que puede enamorarse, llorar, reír, soñar, imaginar, entender, aprender y conocer con solo hojear sus páginas.

-Muchas personas no conocen la magia que una cubierta con título puede esconder. “No me gusta leer”, “Los libros me aburren”, “Nunca he leído algo que me agrade”. Son solo frases lanzadas al aire por quien realmente no se ha topado con la lectura indicada. Independientemente del género, un libro es el mejor regalo que puedes dar. Porque después de obsequiarlo sabrás que has dado la oportunidad de otra persona de encontrar esa otra puerta que tú y muchos otros ya descubrieron.

¿Me equivoco?

-Regalar un libro suena muy sencillo, para quienes solo van a la librería, ven el título en el estante de “Los más vendidos”, lo envuelven y envían por correo al futuro dueño. Si bien no es tan fácil, tampoco es muy complicado. Solo necesitamos entender y sentir esa necesidad por compartir las maravillas que hemos experimentado al tener en nuestras manos esa lectura tan especial que logró mantenernos despiertos hasta altas horas de la noche, impidiéndonos cerrar sus hojas siquiera para comer o dormir.

Estas son solo algunas razones por las cuales considero al libro como el mejor regalo que podemos dar. Ustedes conocen muchas más y otras tantas que simplemente no pueden explicarse con palabras y únicamente pueden entenderse conociendo esa extraña pero placentera sensación de haber encontrado a tu alma gemela entre las páginas de ese libro que te regalaron una vez sin motivo aparente.

Los invito a participar comentando sus motivos para regalar un libro. Así como incentivarlos a considerar esta opción para las fiestas decembrinas y cualquier otro momento en sus vidas.

Creo firmemente que las palabras tienen la fuerza suficiente para cambiar a las personas. Un libro, la tiene para modificar por completo la vida de quien lo lee y transformar en un futuro su perspectiva de las cosas. 

Se los digo porque aquí entre nos, sabemos lo que se siente cerrar un excelente libro esperando poder empezarlo nuevamente o encontrar otro que se le llegue a parecer por lo menos un poquito. 

Quién sabe, tal vez esa persona a la que piensas regalarle tu libro favorito, sea la próxima que te encuentres en la librería ;) 





Nota: Creo que recordarán la palabra libro por siempre y para siempre :)

1 comentario:

  1. Woow la verdad es que pienso exactamente a que un libro es el mejor regalo, sobre todo por que quien te lo regale o a quien se lo regales es una personae special debido al hecho de que lo conoces o te conoce bien y nos tomamos el tiempo de buscar el indicado. Por otro lado si el libro te encanta nunca nunca vas a olvidar quien te lo regalo y en cada leida y releida que le des recordaras a esa persona.
    Yo agradeceria algunos libro esta navidad :)

    ResponderEliminar

Te invitamos a comentar este post. Recuerda ser respetuoso.